Siempre que se compra un aparato eléctrico o electrónico pensado para su uso en exteriores es recomendable comprobar los grados de protección IP del mismo. Y es que, en los últimos tiempos, esta clasificación se ha abierto paso hasta convertirse en un estándar por derecho propio en materia de seguridad.

Pero, ¿en qué consiste exactamente? ¿Qué significa la numeración que le acompaña? En este artículo se va a hablar sobre cómo elegir el equipo más seguro, duradero y mejor adaptado a las necesidades del hogar.

¿Qué son los grados de protección IP?

La Ingress Protection o IP es la capacidad que tiene el contenedor de un dispositivo eléctrico o electrónico para impedir la entrada dentro del cuerpo del aparato de elementos potencialmente perniciosos para su funcionamiento.

Por ejemplo, si en una máquina se da el caso de que la circuitería está al aire y expuesta al posible impacto de objetos de cualquier tamaño o al contacto con el agua, se estaría hablando de una protección IP nula o 00. Al contrario, si la carcasa exterior impide absolutamente la entrada de cualquier líquido o sólido se estaría hablando de un grado de protección IP lo más elevado posible.

¿Qué significa cada nivel de protección IP?

Esta protección se formaliza mediante el uso de dos dígitos. Así, aparece siempre con el formato IP [ ] [ ], donde el primer dígito simboliza el nivel de seguridad que el aparato presenta con respecto a elementos sólidos y el segundo la impermeabilidad frente a amenazas líquidas.

El primer dígito, (IP [X] [ ]), indica la protección frente a elementos sólidos, siendo así que el grado de protección IP ante cuerpos sólidos extraños es importante en máquinas que se van a encontrar en entornos donde puede haber suciedad, piezas sueltas, hojas o animales.

NIVEL PROTECCIÓN
0 Sin protección
 

1

Implica que ningún elemento de diámetro superior a 5 centímetros podrá entrar en el dispositivo
 

2

Certifica que está protegido frente a elementos extraños superiores a 1,25 centímetros
3 El objeto intruso nunca podrá superar los 0,25 centímetros
4 Nada superior a 1 milímetro será capaz de entrar en la carcasa
5 Protección contra el polvo
6 Protección definitiva contra polvo y partículas

Por otro lado, el segundo dígito, (IP [ ] [X]) indica la protección frente a líquidos, que el 90% de las veces será agua. Los valores ahora podrán alcanzar hasta el nivel 9.

NIVEL PROTECCIÓN
0 Sin protección
1 Protección ante el goteo ocasional desde una posición superior
 

2

Resguardo frente al goteo racheado provocado por lluvia y viento, por ejemplo
3 Impermeabilidad ante líquidos pulverizados, con hasta 60° de inclinación
 

4

Permite que el aparato aguante salpicaduras provocadas desde cualquier ángulo
5 El dispositivo tolerará chorros de agua directos desde cualquier ángulo
6 Certifica que la máquina resiste chorros intensos y continuos
7 El armazón soporta inmersiones temporales en líquido
8 Permite la inmersión total y continua de forma indefinida
9K El aparato aguanta chorros a alta temperatura y presión

Algunos ejemplos:

Esta información será de gran utilidad a la hora de elegir el aparato que se necesita, tanto para instalarlo en una terraza como en una iluminación de fachada, un jardín, una fuente etc.

Por ejemplo, la instalación de un equipo eléctrico en las ventanas o en los techos exteriores precisaría al menos de un grado de protección IP 23, implicando una protección frente a objetos de más de 1,25 centímetros, lluvia y humedad.

Piezas como luces o altavoces integrados en muros exteriores precisarían de un IP 44, que incluiría pequeños guijarros y salpicaduras.

La instalación de luminarias LED en el suelo requeriría al menos de un IP 65, lo que añadiría protección extra contra el polvo y filtraciones de agua producto de la lluvia directa.

Finalmente, un IP 68 sería el ideal para la inmersión continua de bombillas de iluminación LED en el interior de una piscina.

Con esto se puede hacer una idea bastante clara del uso práctico de este sistema.

Los grados de protección IP más comunes son los siguientes:

El más común para equipos eléctricos de interior es IP 20, ya que no necesita una protección alta, como en el caso de una bombilla. También es frecuente encontrar dispositivos IP 44, bien pensados para su uso en baños o diseñados para funcionar en exteriores a cubierto, ya que garantiza una buena protección tanto para sólidos como para líquidos. El siguiente caso común son los elementos IP 66, para uso continuo al aire libre con total protección frente a polvo y líquidos y finalmente, IP 68 para instalación en fuentes y piscinas.

Sea como sea, nunca se debe escatimar en lo seguro ya que es importante revisar las especificaciones técnicas del producto para asegurarse de que no causará problemas en un futuro.

Y es que tener presente el grado de protección IP que más se ajusta a las necesidades es importante para encontrar la mejor relación calidad-precio en el equipamiento de exteriores. Lo mejor es consultar siempre con un profesional antes de emprender una renovación de envergadura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú